China “muestra los dientes” a EEUU y presenta su segundo portaaviones

Mientras continúa la tensión en Asía, donde Estados Unidos y Corea del Norte se muestran los dientes con amplios despliegues militares, China presentó su nueva carta en la competencia de poder naval global: su segundo portaaviones, esta vez construido con mano de obra propia.

China

El acontecimiento se llevó a cabo en una ceremonia especial realizada este miércoles en un lugar que hasta este martes no era revelado. Las autoridades chinas no indicaron la fecha prevista para la puesta en servicio de la nave de 50 mil toneladas, ni tampoco el nombre que llevará.

El buque fue construido en los astilleros de Dalian, en el noreste del país. El gigante asiático ya disponía de una primera nave, el “Liaoning“, cuyo casco había sido fabricado en la antigua Unión Soviética.

Según informaron las autoridades chinas, la nueva estrella de la creciente flota china contará entre su dotación con modernos cazas J-15, aviones de combate cuyas capacidades serían equivalentes a los aparatos que llevan los portaaviones de EEUU, según analistas militares.

El Ministerio de Defensa en Beijing señaló que este nuevo barco sería “totalmente diferente” al Liaoning, el cual tiene un desplazamiento de 67 mil toneladas a plena carga y 300 metros de eslora.

Desde hace años, China intenta modernizar sus Fuerzas Armadas, especialmente la Marina, en respaldo a sus aspiraciones en el Mar de China Meridional, región cuya soberanía se disputan varios países vecinos. Al mismo tiempo, la potencia comunista mantiene un ojo puesto sobre la isla de Taiwán, que considera una provincia rebelde y que es respaldada naval y militarmente por Washington.

El anuncio del lanzamiento de la nave se produce también en el momento que EEUU efectúa un potente despliegue de buques de combate en dirección a Corea del Norte, que incluye al portaaviones nuclear Carl Vinson, con unas 90 aeronaves a bordo.

China es una aliado tradicional del régimen de Pignoran, aunque los últimos meses ha enfriado en cierta forma su respaldo mientras el dictador norcoreano, Kim Jong-un, ordena la realización de pruebas de misiles y mantiene sobre la mesa la posibilidad de un nuevo ensayo nuclear.

EFE

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO