Efecto secundario de tener smartphones más grandes

Mientras más grande es la pantalla táctil, resulta más tentador usar un teléfono inteligente para ver películas, como aparato GPS o para ver los acontecimientos más recientes en los medios sociales.
Las personas que poseen teléfonos inteligentes con pantallas de 4,5 pulgadas en adelante, usan 44% más de datos que aquellos que eligen teléfonos más pequeños, según un informe reciente del grupo NDP. Los aparatos con pantallas más amplias sirvieron para devorarse un promedio de 7,2 gigabytes al mes en datos, mientras la cifra de los teléfonos más pequeños correspondió a más o menos 5 gigabytes.
Contar con una pantalla de mayor tamaño puede llevar a perder tiempo en aplicaciones que funcionan con conexión a Internet. Las aplicaciones más populares para los usuarios que cuentan con teléfonos más grandes son Facebook, Google Maps, YouTube, Amazon y Pandora.
Las personas que poseen estos teléfonos utilizan aplicaciones con más frecuencia en todas las principales categorías. Entre lo más popular se encuentra los medios sociales, seguidos por la navegación, videos, ventas al por menor y música. Las aplicaciones hacen cosas para las cuales las personas que tienen teléfonos más pequeños utilizarían una tableta o computadora.
Los teléfonos inteligentes más grandes se están volviendo más comunes; algunos modelos nuevos llegan a ser como una tableta pequeña. El año pasado, el 11% de los teléfonos inteligentes disponibles contaba con pantallas grandes, pero ahora esa cifra ha ascendido al 28%. Al mismo tiempo, el uso general de datos en teléfonos inteligentes ha aumentado en un 11%.
Incluso Apple ha aumentado el tamaño de la pantalla de su teléfono inteligente con el iPhone 5, y existen constantes rumores de que la compañía considera hacer pantallas aún mayores para los próximos teléfonos.
Por ahora, los aparatos con pantallas más grandes todavía componen la minoría de los teléfonos vendidos, pero si estas pantallas en efecto se traducen en pasar más tiempo en los teléfonos, podría ser una decisión de negocios inteligente que los fabricantes de hardware y los operadores de telefonía móvil impulsen los aparatos más costosos. Mayor uso implica un mayor uso de aplicaciones, y esto tiene el potencial de que las personas que no tienen planes de datos ilimitados paguen facturas más elevadas.
El grupo NDP rastreó el uso que 4.500 personas le dieron a sus teléfonos inteligentes durante mayo, junio y julio de este año para la realización del informe. Se enfocaron tanto en usuarios que tienen teléfonos con el sistema Android como iOS, quienes usaban su teléfono con conexiones inalámbricas y celulares.
Para los actuales propietarios de teléfonos más grandes, a quienes les preocupa el uso elevado de datos, la mejor manera de no pagar una factura tan alta es esperar y conectarse a una red inalámbrica en lugar de a la red celular antes de hacer la transmisión de datos vía streaming.
Fuente: CNN

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO