Girbaud y su revolución

François Girbaud emprendió hace 20 años una lucha contra los químicos con los que se procesan los jeans. Ética y responsabilidad hacen parte de su mensaje, que ahora reparte por el mundo y con el que llegó esta semana que termina a Colombiatex en Medellín.
Luego de 60 años de haber creado una marca icónica, el francés Marithé François Girbaud cada vez le importa más la ética en su negocio.
Lo dice de forma insistente y radical, y por ello, cree que una tecnología antigua, la luz a través del láser, que redescubre una idea simple, puede crear el futuro. ¿Cómo? empleando esta opción para remplazar el agua, un recurso escaso, y procesar las prendas, en vez de los químicos que se han usado tradicionalmente y que atentan contra la salud de quienes las manipulan.

Preguntas y respuestas

– Usted ha liderado una cruzada por buscar nuevos métodos de procesamiento de un jean ¿Cómo ha sido esto?
Durante 20 años, sí yo podía encontrar algo que desgastara el jean y lo volviera más atractivo, lo hacía, me refiero a los químicos. Pero me di cuenta de que algo andaba mal. La gente seguía nuestra tendencia y no le importaba la situación en las fábricas y el tema del gasto de agua. Recuerdo que vine en 1994, con mi pelo largo y una actitud de gurú a hablar a Medellín y Bogotá y me di cuenta de que era responsable. Esto hace parte de las preocupaciones del planeta actual: la gente no tiene acceso al agua y sobre esta será la próxima guerra mundial.
– ¿Cuál ha sido la solución a este problema?
Comenzamos con piedra y agua (creamos el stonewash ) y ahora es aire y luz (el mismo láser que se usa en cirugía ahora está en textiles). No es una nueva energía, pero la gente por muchos años ha rehusado usarla. Ellos prefieren emplear el recurso humano. Ahora hablamos de ética, sostenibilidad y ecología. He estado explicando esto desde 1999 y nadie quiere escucharnos.
-¿Con esta nueva tecnología, se le traslada el precio al consumidor?
Por el momento, no. Hay que comprar una máquina por supuesto, pero funciona mejor que el humano y salva vidas.
– ¿Cómo se inspira a la hora de diseñar?
Soy una esponja, capto todo. Puedo ver algo, eso se me queda grabado en la cabeza, luego estalla y de ahí diseño algo. Esos creadores que dicen necesitar un estudio para concentrarse están equivocados. Tienes que estar con la gente en la industria, mirarla, ver cómo vive, es más interesante.

Fuente

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO