¿Qué es el Ghosting?

Elegida como una de las palabras de 2015 por el diccionario Collins, el Ghosting está cada vez más en boca de todos.
Ghosting viene de Ghost (fantasma, en inglés), y es una consecuencia directa del uso de smartphones a la hora de conocer pareja por Internet. Usamos cientos de apps a lo Tinder y sitios web donde solo hay un teléfono y, en algunos casos, un email, y empezamos la relación. Quedamos unos días, chateamos a lo Whatsapp y, de repente, uno de los dos “desaparece” digitalmente. Deja de responder mensajes, no atiende llamadas, nada de emails… desaparece cual fantasma, practica Ghosting.
Este tipo de relación tiene algo particular y es que la mayoría pasa por el ghosting que en español significa ‘hacerse el fantasma’ para decir adiós.
Se trata simplemente de desaparecer, sin previo aviso, un día dejar de contestar mensajes y llamadas y de esta manera dejar en claro que no se quiere seguir con la relación.
Según expertos consultados por BBC Mundo, “el ghosting tiene consecuencias tanto para quien lo sufre como para quien lo practica“.
Además se destaca que ambas partes se ven afectadas: “El primero ve su autoestima dañada y tiene que atravesar el periodo de duelo (…) el segundo, si se trata de una relación consolidada, tendrá que hacer frente a los remordimientos y al sentimiento de culpa por haber dejado a alguien de esta manera“.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO