Qué tanto poder tiene el presidente de los Estados Unidos

Este martes, Hillary Clinton y Donald Trump se disputan por un estrecho margen la presidencia de los Estados Unidos de América. Este cargo ostenta un gran poder, pues le da a su titular la capacidad de administrar las fuerzas armadas y las reservas nucleares más grandes del mundo; así como liderar el país con el PIB más elevado del planeta, con influencia económica en numerosas naciones y organizaciones alrededor del globo.

que-tanto-poder-tiene-el-presidente-de-los-estados-unidos

No obstante, al igual que en Colombia, el poder en Estados Unidos se reparte en tres ramas: ejecutiva, legislativa y judicial. Por esta razón, según la Constitución estadounidense, esta repartición del poder busca distribuir las funciones del Estado en entidades especializadas y controlar la cantidad de autoridad y poder que una rama tiene sobre las otras.

El presidente es el jefe de la rama ejecutiva y, como individuo, es la persona que más posee poder en todo el gobierno de ese país. Algunas de las funciones más importantes del presidente de Estados Unidos, como jefe de Estado y de Gobierno, son:

1. Nombrar a los jueces de la Corte Suprema y de las cortes federales, cuyos nombramientos deben ser ratificados por el Senado.
2. Nombrar un gabinete de secretarios y jefes de agencias nacionales (equivalentes en Colombia a los ministros)
3. Ser comandante en jefe de las Fuerzas Armadas
4. Negociar tratados internacionales y con las tribus aborígenes norteamericanas, que deben ser ratificados por el Senado
5. Vetar la legislación aprobada por el Congreso
6. Otorgar perdón e indulto por crímenes federales

Pese a esto, el poder del presidente está limitado por otras instituciones como las gobernaciones estatales, o las cabezas de las otras ramas como la Corte Suprema o el Congreso.

Gran parte de la labor del presidente depende de la gestión del Congreso. Para poder adelantar sus proyectos de Gobierno, el jefe de Estado debe introducir proyectos de ley al Congreso para que sean discutidos y aprobados por esa corporación.

Sin embargo, dado que la aprobación está sometida al voto de los congresistas, el presidente debe contar con una coalición de aliados políticos en el legislativo (generalmente los miembros de su partido), para conseguir la aprobación de dichos proyectos.

De la misma forma, el presidente de los Estados Unidos responde ante el Congreso por el ejercicio de sus funciones. Es el Congreso quien puede acusar y juzgar políticamente al presidente y conseguir que sea apartado de su cargo.

El legislativo además controla la ejecución presupuestal de la Unión y regula el gasto público del presidente.

En contraste, el jefe de Estado puede vetar la legislación producida por el Congreso, así como resolver empates. Pues el vicepresidente, que se elige como fórmula al momento de la votación, es el presidente del Congreso y es quien desempata una votación en esa corporación.

Por su parte, la rama judicial preside los juicios convocados por el Congreso que podrían finalizar en la destitución del presidente, así como declarar inconstitucionales sus actos presidenciales. De la misma forma, es el presidente quien nombra a los jueces y confiere indultos.

EFE

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO